Blog Corporativo

Cómo aumentar la fuerza de voluntad según la ciencia

Empezando el segundo mes del año, muchas personas ya comienzan a abandonar los propósitos que se habían planteado con mucho entusiasmo; y es que la falta de fuerza de voluntad o de autocontrol, se convierten en el principal motivo por lo que esto ocurre.

Una investigación de la Asociación Estadounidense de Psicología, afirma que el 93% de las personas que hacen propósitos con la llegada de un nuevo año, pero el 45% de ellas no los cumple ni siquiera durante el primer mes. Solo el 19% los mantiene durante dos años.

Entonces, ¿cómo aumentar nuestra fuerza de voluntad y cumplir nuestros propósitos? Aquí te compartimos 7 estrategias basadas en la ciencia del comportamiento, que te permitirán alcanzar tus objetivos a largo plazo.

1. Aclara y honra tus valores

Pregúntate por qué dicho objetivo es importante para ti. ¿Quieres hacer una maestría porque necesitas tener una aspiración salarial y mayor proyección profesional o es por las expectativas y presiones de la sociedad?

Ten presente que a las personas que se guían por sus valores auténticos, les va mejor a la hora de lograr sus objetivos y tampoco se quedan sin fuerza de voluntad porque la perciben como un recurso ilimitado.

2. Define tu vida y objetivos en términos positivos

Enfócate en lo que quieres lograr, no en lo que no quieres. En lugar de planear en negativo, planea en positivo. Por ejemplo, la expresión incorrecta sería: “no gastar el dinero en cosas innecesarias” y la correcta: “ahorrar el 10% del salario al mes”

Tratar de eliminar pensamientos negativos requiere mucha energía, reflexiona siempre sobre los aspectos positivos de tu vida con los que ya estás contento. Los estudios muestran que la gratitud y otras emociones positivas conducen a un mejor autocontrol a largo plazo.

3. Cambia tu entorno para hacerlo más fácil

Las investigaciones sugieren que las personas con gran fuerza de voluntad son excepcionalmente buenas para organizar su entorno con el fin de evitar tentaciones. Por lo tanto, cancela todas las tarjetas de crédito si tu objetivo es ahorrar dinero. Y no mantengas un tazón de chocolates en tu escritorio de trabajo si uno de tus objetivos es comer sano.

Los amigos y familiares pueden también aumentar dramáticamente las posibilidades de lograr tus metas. Unirte a un grupo cuyos miembros practican comportamientos que te gustaría adoptar, es otra gran manera de reforzar tu fuerza de voluntad, porque tener modelos a seguir mejora el autocontrol.

4. Prepara planes B

Formula una serie de planes sobre qué hacer cuando se presenten obstáculos. Se ha demostrado que estos planes alternativos mejoran el autocontrol y el logro de objetivos.

Cada vez que despiertes en medio de la noche con ganas de comer, puedes planear navegar en una comunidad en línea de comedores saludables para inspirarte, o comer una manzana lenta y atentamente, saboreando cada bocado.

Llamar a alguien que te sirva de apoyo es también un buen plan B. Anticipa tantas situaciones como sea posible y haz planes específicos, imaginándote vívidamente las situaciones y lo que harás en el momento.

5. Usa un enfoque gradual

Cuando te embarques en un nuevo objetivo, comienza con metas pequeñas y crece gradualmente a partir de ahí. Por ejemplo, toma una taza menos de café al día. Más adelante, es posible que puedas renunciar por completo a la cafeína.

Es posible que te sorprendas al darte cuenta de que cuando logras un cambio en algún aspecto de tu vida, ese cambio tiende a reflejarse también en otros aspectos.

6. Imagina recompensas y luego disfrútalas

Imagina la sensación de las endorfinas que circulan por tu cuerpo después de recibir las jugosas ganancias de la inversión que hiciste y proyectaste.

Visualizar las recompensas mejora tus posibilidades de participar en las actividades que te llevarán a obtenerlas.

Si al principio es difícil imaginar o experimentar estas recompensas, elije pequeños obsequios que puedas darte mientras los efectos positivos de los nuevos comportamientos comienzan a notarse.

7. Sé amable con contigo mismo, incluso cuando te equivoques

La mayoría de la gente cree que la forma de aumentar la fuerza de voluntad es tratarse duro porque ser amable con uno mismo es indulgente y denota falta de autodisciplina.

Pero la realidad es que ocurre todo lo contrario, las personas que se culpan severamente incluso por pequeñas fallas de fuerza de voluntad, tienden a empeorar en el logro de sus objetivos a largo plazo.

Finalmente, haz que uno de tus propósitos sea seguir estos 7 estratégicos pasos que te ayudarán a aumentar tu fuerza de voluntad para llevar a feliz término tus metas.


WhatsApp