Blog Corporativo

Necesito capitalizar mi negocio ¿Dónde puedo conseguir dinero?

Cuando tienes empresa sabes que una de las principales dificultades para mantenerla a flote y lograr su expansión, es la ausencia de recursos y apoyo financiero. Para nadie es un secreto que todo negocio en algún momento de su trayectoria necesita inversión o inyección de capital para poder trazarse más metas y lograr conquistar nuevos mercados.
 
La capitalización de tu emprendimiento es entonces, un paso que tarde o temprano debes dar, si lo que quieres es crecer, escalar el negocio, aumentar la capacidad instalada, optimizar los procesos de producción, adquirir insumos, lanzar un nuevo proyecto o impulsar un nuevo producto, entre muchas otras posibilidades. Por ello, es fundamental que la alternativa de consecución de recursos sea la adecuada. Hoy, existen diversas posibilidades y formas de conseguir capital para tu negocio; lo más importante, es que puedas conocer a cabalidad cada una de las opciones que tienes y escojas aquella que mejor se amolde a tus necesidades, pero sobre todo a tu capacidad de pago y endeudamiento. A continuación te mostramos las opciones que tienes, cuando de conseguir capital para tu negocio se trata.
 

1. “Banco” de utilidades y ahorros

 El primer lugar a donde deberías recurrir es a tu “banco” de utilidades y ahorro propio; una fuente importante de recursos para tu negocio se encuentra allí. Cuando estás iniciado tu empresa es importante que un buen porcentaje de tus ganancias o utilidades se destinen para el ahorro o en este caso para la reinversión. Esta es una excelente alternativa para ir capitalizando tu empresa poco a poco y sin adquirir deudas que puedan desestabilizarla en una etapa temprana. Si bien es cierto que no cualquier momento es bueno para inyectarle dinero a tu empresa, es importante que siempre tengas presente que llegará el tiempo propicio para hacerlo y mientras esto pasa, el dinero que recoges en utilidades y ganancias por la venta de tus productos o servicios, es lo que puedes destinar para el ahorro; este porcentaje de dinero será significativo con el tiempo y será perfecto para la reinversión que necesitarás a futuro.
 

2. Ángeles inversionistas

En un país como el nuestro donde acceder a créditos bancarios o fuentes de financiación no es tarea fácil, esta figura de ángeles inversionistas se convierte en una gran posibilidad y oportunidad para quienes necesitan inyectarle capital a su negocio. Los Ángeles inversionistas son individuos, grupos o empresarios que invierten en negocios, especialmente en emprendimientos, a cambio de un retorno económico o participación accionaria. En este caso, este porcentaje de participación es elevado puesto que el riesgo que representa una empresa nueva de no salir a flote y consolidarse, es sumamente alto. La buena noticia es que cada vez es mayor el número de ángeles inversores que se organizan a través de redes, clubes o grupos para unir capitales de inversión. “Al juntar esfuerzos, estos tienen la posibilidad de ofrecer entre 100 y 5.000 mil dólares a un emprendimiento en latinoamérica, dinero suficiente para financiar el primer año de operación e incluso más”. Así lo afirma, René Rojas Co-Funder y CEO de HubBog, entidad dedicada al acompañamiento de emprendedores y empresarios en Colombia.
 
Por supuesto, existen también inversores dispuestos a capitalizar empresas en etapas más avanzadas. A cambio de su inversión, estas personas se ven a menudo muy involucradas en el negocio, puesto que los fondos por lo general varían entre 50.000 y 100.000 dólares. Solo es cuestión de hacer una búsqueda exhaustiva y encontrar las opciones que se ajusten a las necesidades del momento.
 

3. Fuentes externas de financiamiento

En caso de no contar con ninguna de las opciones anteriores, los bancos, cajas de ahorro, cooperativas y financieras son las alternativas más comunes de financiamiento a las que tienen acceso todas las personas sin importar su figura, natural o jurídica. En la actualidad las relaciones con entidades financieras son fundamentales y determinantes para quienes ven en ellas la oportunidad de crecer, avanzar y consolidar su empresa, negocio o proyecto. Si bien es cierto que estas entidades concentran su actividad en campos distintos, ofrecen servicios muy similares. Los créditos por ejemplo, son un servicio común en cada una de ellas y aunque en el mercado existen variados esquemas de financiamiento bancario y comercial, buena parte de ellos son esquemas que solicitan como respaldo de tu crédito una prenda de garantía.
 
Las condiciones para acceder a créditos que te permitan capitalizar tu negocio varían en cada una de las entidades y depende en gran medida de la capacidad de endeudamiento y vida crediticia que tengan la personas. Esto, especialmente para las entidades bancarias. Las cooperativas, cajas de ahorro y financieras tienen condiciones distintas a las de los bancos. Las financieras suelen ser menos exigentes en los requisitos y los desembolsos de dinero suelen ser más ágiles. Las tasas de interés pueden variar con respecto a las de los bancos. Esto, porque más personas quizás no tan calificadas para los bancos, pueden  acceder a estos créditos.
 
En conclusión tienes diversas alternativas para capitalizar tu negocio, solo necesitas hacer un estudio de la que para ti, representa la mejor opción y para efectos de comodidad, la más ágil. Si estás buscando un crédito de libre inversión con garantía hipotecaria, en Financiera Maicito podemos otorgarte uno. Calcula al detalle, las cuotas del crédito que estás buscando aquí: https://maicito.com/simulador/
 

WhatsApp