Blog Corporativo

7 tips para ahorrar y no morir en el intento

El ahorro es clave a la hora de tener un buen manejo de las finanzas. Lastimosamente no siempre es fácil y resulta siendo toda una tarea titánica destinar un porcentaje de nuestros ingresos al ahorro.

Por otro lado, es común pensar que “definitivamente no alcanza para ahorrar”, “siempre sale algún imprevisto”, “los ingresos dan justo con los gastos” y que, aunque quisiéramos, “no podemos hacerlo”. Sin embrago, esto en la mayoría de los casos es falso.

Para demostrártelo, hoy te damos 7 tips para ahorrar y no morir en el intento. Si los aplicas, notarás que, sí hay de dónde sacar para el ahorro y lo más importante, irás creando el hábito.

  1. Agenda en mano y apunta

Para hacer un plan de ahorro es necesario saber exactamente en qué gastas tu dinero y a partir de ahí, empezar a elaborar un nuevo presupuesto. Destina una agenda para tus gastos y anota a diario todo lo que pagas. No hay gastos insignificantes, a la hora de sumar todo cuenta y resulta siendo más relevante de lo que creías.

Empieza a llevar el registro y analiza con detalle y de forma objetiva qué gastos puedes empezar a disminuir e incluso a omitir.  Te aseguramos que siempre encontrarás algún gasto del cual podrás prescindir.

  1. Presupuesto y nuevas opciones

Ya tienes claro en qué exactamente gastas tu dinero y de qué puedes prescindir. Ahora, deberás crear un nuevo presupuesto, que en este punto deberá ser menor al que antes tenías.

Para ahorrar hay que gastar menos de lo que ganas, pero ¿cómo lograrlo? ¿Qué hacer? Busca opciones de marcas que te ofrezcan lo mismo, pero que sean un poco más económicas, sin que tengas que sacrificar calidad. Siempre habrá una segunda mejor opción.

  1. Paga más de lo mínimo

Recuerda que las tarjetas de crédito no son una extensión de tu capital, así que deberás ser medido con su uso. Adicionalmente, si solo pagas la cuota mínima, tu deuda disminuirá muy lentamente y los intereses te absorberán el dinero que podrías ahorrar.

Paga un poco más de tu deuda e investiga sobre planes de financiamiento con menos interés. En la medida en que disminuya el pago de intereses, aumentará tu capacidad de ahorro. Y desde luego, intenta limitar al máximo el uso de tu tarjeta de crédito.

  1. Reduce el consumo de servicios 

Algunos pequeños cambios podrían ahorrarte dinero en el pago de las facturas de servicios públicos. Puedes usar focos ahorradores, desconectar los aparatos eléctricos que no estés utilizando, apagar los focos que no usas y modificar la temperatura del agua caliente para gastar menos gas, entre otros.

Indaga cuál es el mejor plan de televisión por cable, Internet y telefonía celular. Evita las fugas de agua, y considera usar un balde para recolectar el agua de la regadera y utilizarla en el jardín.

  1. Prevenir es mejor que lamentar

Los seguros de autos y vivienda son necesarios, por no decir que indispensables; en caso de algún accidente de tránsito o doméstico, podrías perder tus pocos ahorros o endeudarte si no cuentas con un seguro que cubra los gastos generados.

Recuerda que también se puede ahorrar en este rubro. Investiga si el plan de seguro que tienes es el más adecuado. Aprovecha si tu oficina brinda descuentos al utilizar el seguro que la empresa contrata. 

  1. Ahorro en vacaciones 

Evita los gastos desmedidos en los períodos de vacaciones. Comprar con antelación paquetes todo incluido, elegir un destino cercano y no tan comercial, hospedarse en casa de algún conocido o familiar, acampar, viajar vía terrestre, investigar qué días son las entradas gratuitas a los museos y sitios turísticos, comer en sitios no tan turísticos, entre otros, son algunas formas de ahorrar.

En internet hay un sin número de posibilidades para recorrer sitios a excelentes precios, es cuestión de revisar detenidamente y con tiempo.

  1. Guarda el dinero en un lugar seguro 

Por último, abre una cuenta de ahorros con una figura financiera que no te permita retirar el dinero fácilmente. Otra opción es encontrar en qué invertir a largo plazo, puede ser una cantidad pequeña, que con el tiempo te genere intereses y recuerda depositar el dinero destinado para el ahorro una vez lo recibas.

Si te fijas bien, todo es cuestión de disciplina y propósito, ahorrar es un hábito que puede sacarte de apuros en un momento determinado, solo necesitas proponértelo y tener en cuenta estos tips para que destinar dinero al ahorro, sea mucho más sencillo para ti.


WhatsApp